domingo, 10 de enero de 2016

Despertar



Delia lo vislumbró móvil, con los pies descalzos frente al estanque, cincelando limahoyas para evacuar la niebla líquida de los ojos que la contemplaban en su reflejo.

Allí está, sobre el limo oscuro, tendido como un mapa cartográfico. El relieve de las venas se diluye en valles de hojas deshechas, con humedad de musgo embebido, con luz que lentamente se torna caroba.

- Escucho las pisadas del futuro
a punto de alcanzarme en cada esquina


Click: Time
Poema y pintura © Luz Caroba (e . m a r q u é s )

4 comentarios:

Vicky dijo...

Delia escucha las del futuro, yo escucho las del espejo.

Eli dijo...

"Escucho las pisadas del futuro a punto de alcanzarme en cada esquina" es perfecto.

Amparo dijo...

Magníficos los dos versos finales!!!!

Luz Caroba dijo...

Muchas gracias a todas :) Un fortísimo abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios. Vosotr@s lo hacéis posible. GRACIAS.