jueves, 2 de junio de 2016

Titanio



” Un recinto de bronce lo rodea, y la noche esparce tres muros de sombra en torno a la entrada, por encima están las raíces de la tierra y del mar estéril y allí, abajo la negra niebla, en este lugar infecto, en las extremidades de la tierra inmensa, por orden de Zeus que amontona las nubes, están escondidos los Dioses Titanes.”
(Fragmento de La Teogonia, Hesíodo)

Llegué y comencé a rodearlo para percibir aquel gigante desde todos los ángulos. Quería aproximarme a la gran puerta que dió la bienvenida a las magníficas obras que estaban expuestas en el gran brazo longitudinal que cerraba.
Pensé en las palabras de Hesíodo. Por un momento me pareció ver la sinuosidad de aquellas raíces, los reflejos del sol sobre un mar embravecido, la negra niebla hecha agua a mis pies.
¿Qué sintieron los Titanes?
Su tránsito por los tres muros de sombra pudo ser semejante al desasosiego que experimenté al adentrarme en el interior de una de aquellas esculturas de Serra encerradas bajo el titanio. Sin querer volvió Hesíodo y me habló. Lo que ayer fue escondite hoy se guarda dentro del escondido.
Alzo la vista. ¿Qué sintieron los Titanes?
Uno de ellos se eleva ante mí.
Fotografía y texto © Luz Caroba

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios. Vosotr@s lo hacéis posible. GRACIAS.