miércoles, 31 de agosto de 2016

u f A . . .


Mañana vuelvo al trabajo y es inevitable sentir un pequeño calambre estomacal, gemelo del que aterrizaba aquellos domingos por la tarde preparando el material para volver al colegio. 

Regreso de Napoli, regreso de la luz de sonrisas amigas y de brioches rellenos de helado de chocolate y pistacho del Nettuno. Ha sido un viaje que jamás olvidaré por las Personas y por la fritella con flor de calabacín (mi piace un sacco!). Me enamoré de expresiones como "frijenno magnanno",  y es que me gusta comer y me puse las botas, y también me las quité bailando la tarantella hasta altas horas de la noche acompañada de un rico fiano bianco. 

Caminé por Pompei leyendo a Luigi D´Alessio...

"guarda
stanno cca

          chi

comm´è ppussibbele ca sta cca
chi nunn ha visto chello ca nun puteva murí

comme

chi

          lloro

ca nunn hannu campato
e ammore io nun so´state
dint´â ttutt´`e ccose ca restano

moreno

rummanono e rrestano"

Y supe que volvería al mar azul, a la tierra vesuviana, a la piedra...
... y al Poema...

6 comentarios:

Vicky dijo...

Se ve fabuloso ese viaje.
Un viaje al fondo del estómago,
que es el fondo del alma :)

Eli dijo...

Italia parece haber conquistado tu sensualidad y tu corazón.

L u z C a r o b a dijo...

Fabuloso, Vicky. ¡Se lo recomiendo a todo el mundo! ¡MA RA VI LLO SOOOOOOOOOO!!! Jeje... Tú sí que me entiendes :) "es el fondo del alma..." ¡Un abrazo, amiga!

L u z C a r o b a dijo...

¡Absolutamente, Eli! Comprendí lo que me dijeron nada más llegar... "Vedi Napoli e poi muori" :)

guille dijo...

Buenos días de comida, sol, baile...

Y saber que se volverá
al poema.

No parecen -para nada- unas vacaciones desaprovechadas.

L u z C a r o b a dijo...

Así es, Guille. Fueron unos días muy, muy buenos. Muchísimas gracias por detenerte en estas líneas y participar de ellas con tu comentario. ¡Bienvenido a Luz Caroba!

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios. Vosotr@s lo hacéis posible. GRACIAS.